Uf Caruf!: sello con filosofía copyleft

31|07|2011By CC ArgentinaSin comentarios

Sello virtual con licencias CC.

Lautaro Barceló integra, junto a otros compañeros musicales, el sello platense UF Caruf!, donde editan todos sus discos de manera digital y con licencias Creative Commons. Saltaron a la escena pública en parte gracias a su férrea oposición a la polémica medida conocida como canon digital, que además de afectar a los consumidores, afecta a artistas independientes como ellos. En esa oposición, Lautaro y el sello tenían algo más para contar respecto de su música y de la filosofía de cultura libre que sostienen. Para ello es que les hicimos esta breve entrevista.

— ¿Cómo surgió el sello?

LB: En el 2008 se formó un colectivo de cantautores autoproclamado “Tocate Mil”. Con los chicos nos conocimos gracias al lema de “tocar donde sea, como sea”, así que cuando nuestros caminos se cruzaron, trabamos amistad instantáneamente.

Empezamos a hacer unos ciclos los miércoles en Kalma Bar y después los fines de semana en el Centro de Cultura y Comunicación, donde funciona Radio Estación Sur. Con dos de ellos, Pablo Matías Vidal y Soviético, formamos Orquesta de Perros; otros chicos formaron La Teoría del Caos, y Miro & su Fabulosa Orquesta de Juguete se nutrió de algunos “Tocate”.

Como se avecinaban varios lanzamientos, y ante las malas experiencias que habíamos tenido con SADAIC (tampoco somos muy buenos con el papelerío), nos informarnos sobre lo que eran las licencias libres y buscamos la forma de sacar nuestro disco de manera independiente. Los costos que manejaban en la UMI no nos cerraban porque teníamos que sacar al menos mil discos. Tampoco queríamos sacar cien copias y que nuestro trabajo quede en la nada. Nuestro interés era llegar al público para que vaya a nuestros shows. Las opciones tradicionales eran muy deficientes para lo que queríamos hacer nosotros, y la libertad que presentaban las licencias Creative Commons era muy tentadora. Así que, instamos a varios de nuestros amigos a armar un sello virtual con filosofía Copyleft, teniendo en cuenta que con Tocate Mil habíamos tenido un relativo éxito, o al menos, habíamos hecho popular su nombre dentro de la ciudad.

Así fue que Miro & su Fabulosa Orquesta de Juguete, Seba Linux, Pablo Matías Vidal, Pebedas, yo (Lautaro Barceló) sacamos nuestro nuevo material por el sello, y unimos fuerzas con Primer Hombre Internacional, Laura Citarella, Seba Coronel que habían sacado sus discos sin sello y se sumaron a la escalada virtual.

Logo de Uf Caruf

En la sección de Filosofía del sello, puede leerse:

Uf Caruf! defiende la idea de que CULTURA ES COMPARTIR. Respaldados por las licencias intelectuales Creative Commons, registramos nuestras producciones por fuera del gran mercado actual, tan delimitado por el exito y la rentabilidad comercial de las grandes empresas que controlan la cultura masiva. Con UF CARUF! demostramos que hay alternativas fuera del prohibitivo Copyright, SADAIC y todos los que se enriquecen con las creaciones ajenas. Aspiramos a una cultura mucho más allá de las radios de moda y la repetición de formulas que anulan la creatividad.

Y sobre esto ahondaba Lautaro en su entrevista:

Los grandes sellos siguen siendo capaces de ubicar a cualquier artista en la cima del mundo. Sin embargo, toman pocos riesgos porque están en situación de cuerda floja: no se adaptaron al nuevo paradigma de distribución cultural, y tampoco les conviene. Por eso la mayoría de los productos que nos llegan por radio y TV, tienen sabor a enlatado y carecen totalmente de cualquier rasgo de originalidad. Apuestan a lo seguro, mientras que la novedad se va despegando de la escena independiente.

La industria estaba preparada para mil años más de propiedad intelectual, no sé si alguien se esperaba Internet tal y como lo es hoy en día. En mi opinión, la lucha en favor del canon y la criminalización del chico que baja música y películas, es porque hay una decisión de quemar las últimas naves, para estirar un poco más la recaudación. Hay una falta total de sentido común en ambas medidas, pero claramente es un momento de transición y es común que la industria no quiera quedarse con las manos vacías. Aún sí, no creo que sean capaces de frenar la evolución natural hacia los modelos de cultura libre.